h1

Blacky, Capítulo VIII: La III Guerra Mundial

marzo 25, 2009

Después de llevar ya más de una santa semana tratando de hechar a otro “gato malo” de mi preciado “jardín”, este un siamés marrón de ojos azul clarito, y que al jodío gato no le salga de las narices irse, esto ya se ha convertido en una cuestión personal.

El maldito gato se ha empeñado en comerse toooooda la comida de mi Bla, estar todo el santo día marcando su territorio por todos aquellos lugares en los que mi gata pasa la mayoría de su tiempo, lamiendo esquinas de las escaleras, echando vete tu a saber que sustancias por todos lados, rebozandose en las camas de mi Bla… Con el consiguiente y efectivo objetivo de echar a mi gata de todos los lados, y la pobre sin poder hacer nada.

Y después de haberle gritado como un homínido del Pleistoceno, balbuceando palabros ininteligibles, haberle tirado piedras (con su correspondiente lesión en el brazo, por subnormal), palos, haberle asustado y demás intentonas, no le sale de las narices irse. Es más ya me mira con recochineo, como si, si, tu dime lo que quieras que yo haré lo que me de la gana; ¡¡¡Pues ya me he cansado!!! Hemos hecho públicas nuestras  intenciónes, y hace unos pocos momento le he declarado la guerra.

Según el nivel de cabreo que llevo encima, que se prepare, porque de aquí mínimo es que no se desencadene la III Guerra Mundial, o una Primera Guerra Universal, porque no me voy a cansar hasta que no eche al jodio michino del territorio de mi Bla, así tenga que poner a las ratas que habitan bajo el suelo, a las hormigas, zapateros, y demás seres que habitan mis dominos en su contra, además de la utilización de mis armas de destrución minisivas (de mini pequeño y de minino), como son la fregona y la legia, para limpiar toda superficie, mi enorme capacidad de esconder la comida cuando el enemigo aceche (guardarla en casa después de comer Blacky), mi enorme grado de desquiciada locura, para espantarlo siempre y cuando sea posible o se deje, además de otras que no develaré porque estas si son ofensivas… Pero es que lo maaaatttoooo como se atreva a echar a mi Bla, hum.

Ale ya me he desahogado haciendo una buena comparción con la tarde de estudio que llevo jajajajja 😀 .

.Reina de Hielo.

Anuncios

4 comentarios

  1. Jajajajajjaa, madre mía… sí que te afecta eso de estudiar sí… xD

    Pobre Blacky… manda narices… los siameses son mu chungos, mu malos y mu feos ¬¬ pégale una de mi parte 😀

    Besiyus!!! A cuidarse! (Nada de autolesionarse ¬¬)


  2. Es mucho peor que eso, es odioso. Yo entiendo que tenga hambre y que tenga que hacer lo que sea para comer, es su instinto de superviviencia, pero me da rabia y no lo voy a consenti humm.
    Hasta Bla le ha declarado la guerra, mostrándole sus capacidades jajajja.
    Ale ya que desvarío, muakiss!!!


  3. Se me olvidó decirlo en su momento y no quiero que se quede en el aire, me parece la mejor entrada que has escrito en el blog, lo que me reí leyendola, y lo que me he vuelto a reir, jajaja ¿hominido del pleistoceno? jaja te anímo a seguir contándonos la historia de Blacky, otro acierto por tu parte, y más aún tal y como la has ido enfocando, mis más sinceras felicitaciones.

    Un BESAZO!


  4. Me habían contado algo de esto.
    Estás fatal pero mola 😀

    Blacky powa!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: