h1

Eco.

enero 14, 2014

¿He vuelto? Realmente no lo sé. No sé quién ha vuelto para escribir frases que carecen de sentido, si soy yo o la necesidad de escapar de la espesura del bosque. Una vez estás dentro, perdida, desorientada, terminas engullida por la negrura de tus propios pensamientos. Sales del bosque, respiras, pero tus únicas salidas son un desfiladero o regresar de nuevo al bosque. Gritas, lloras, y ¿qué oyes? Eco. Tu propia voz, tus propias palabras, tus propios anhelos, tus propios tormentos gritados y repetidos una y otra vez. El desfiladero te tienta, es mucho mejor escucharse a sí misma que volver a la maraña de sin sentidos. Y regresas al bosque y vuelves a salir al desfiladero, y así en un continuum de espacios mentales en los que la máquina no sabe cómo hacerse cargo del motor y el motor ha perdido el interruptor de apagado, el espíritu se pierde en su propio eco, pues no le alivia el de nadie más a su alrededor. Quiere escapar de las presiones de ambos, pero la separación implica la muerte y todavía no está preparado para abrir la puerta del abandono.

.Reina de Hielo.

Anuncios

2 comentarios

  1. Lo más importante no es la presencia del eco, sino su contenido. Aunque el hecho de que solo escuches tu eco pueda significar que estás rodeada por un vacío en forma de apatía vital, piensa que no has elegido ese contexto monótono, sino que te has despertado en él tras un sueño de ojos rojos. Lo único de lo que eres dueña cuando tus pensamientos están corrompidos por una idea lacerante es de tus palabras. Y tus palabras son las únicas que pueden hacerte libre y romper con los grilletes del tormento más inenarrable. No eres esclava de tus pensamientos, por lo que sí, grita, grita al viento hasta quedarte sin fuerzas. Pero grita todas tus palabras reprimidas y todos tus silencios forzados. Deja que sea el eco liberador de tu propia voz quien estimule tus sentidos y prenda la llama que resucite las cenizas de un alma, tu alma, que fue en contra de su naturaleza y se olvidó por unos instantes de ser inmortal…


    • Impresionante. Es que debería de publicar tu comentario como una entrada más, para grabármelo a fuego, ya que en infinidad de ocasiones se me olvidará… Gracias de verdad. Ojalá fuera tan fácil hacerlo y salir volando de este vacío, pero ni en sueños lo consigo… 😦



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: