Archive for the ‘Devenires mentales’ Category

h1

Descubrimientos

marzo 23, 2011

¿Habeis intentado barrer alguna vez un corcho de las botellas de la sidra o de champagne? No de los de vino, si no de esos que tienen forma de seta. Bueno, seguramente no, yo hasta hoy mismo no lo había hecho, porque en el caso de que veas que hay uno en el suelo, no coges el cepillo para barrerlo, si no que te agachas y lo recoges.

El caso es, que mientras barría un extenso salón he dado con uno de estos, y como hoy ando cansada, pachucha y febril, no he querido agacharme para cogerlo. De ahí que haya intentado barrerlo. Pues señoras y señores, no se puede barrer, el muy piripitulo se pone a dar vuelta sobre si mismo y no hay manera de hacerle entrar (en razón) en el recogedor. Utilicé la fuerza bruta pero es imposible, o colocas el recogedor en la trayectoría circular que traza el tapón al empujarle con el cepillo, o lo que consigues es una frustración personal.

Nada, me ha resultado curioso y por eso he querido compartirlo, probadlo si quereis jajajja.

 

Un tapón con esta forma fue el causante del aumento de mi delirio.

.Reina de Hielo.

Anuncios
h1

Fecha atemporal

diciembre 16, 2010

Decadencia se respira en el ambiente. Falsedad que pasea cual fantasma por las calles, incitando a gente sin conciencia a consumir y consumir, ¡Qué ruina!.

La Navidad ya  no inspira nada bueno en mi persona. Considero que es una fecha del calendario impuesta por la tradición cristiana, que ya sólo siguen unos pocos abuelos. No comprendo por que la gente sigue llamando a estas fechas de esa manera cuando no queda casi nada ya en sus actos que se asemeje con lo que sería el rito navideño. Si fuera por mi cambiaría el nombre sin pensarlo a: “Consumismo en masa“, “Falsedad generalizada“.

Como siempre sigo preguntándome que a quien se le pudo ocurrir esta tradición absurda, de mentalidad arcaica e ingenua. Tal vez fuera por el crudo frío invernal que borra las sonrisas de los rostros y hace que necesitemos estar pegados a una fuente de calor cual manchas de grasa, o sin ir más lejos, nos exige mantener el estómago bien llego y coger calorías. Pues si esa era la razón, ¿por qué justificarlo con el nacimiento de un ser que posiblemente no existió, que no es familiar mío ni de nadie en este puto mundo? ¿Por qué no llamaron a la dichosa fecha, la celebración familiar para llenar el gaznate y justificar así el consumismo por tener un detalle con esa gente a la que muchas personas sólo ven en esa fecha?

No se, tal vez este demasiado descontenta con lo que me rodea, tal vez sea inconformista, o tal vez sea como dice Bécquer en la rima XV: ansia perpetua de algo mejor; y por eso tiendo a intentar comprender una fecha que ya desde mi punto de vista esta cogida con pinzas.

En fin, hace frío y yo sólo quiero calor, pero todavía no he encontrado la manera de que las Reinas de Hielo se lo proporcionen a si mismas.

Caspar David Friedrich. Abadía en el robledal, 1809-1810.

.Reina de Hielo.

h1

Efímero

julio 28, 2010

Aquellos lectores asíduos de esta página, creo que podría llegar a pensar que tengo una clara obsesión por desgranar las palabras que me resultan curiosas. Pero bueno, tal vez esté enferma.

Y es que, con el paso del tiempo me voy dando cuenta de que todo aquello que nos rodea es demasiado efímero, o poco duradero, partiendo de la propia vida. A veces tiendo a pensar que no hay nada que pueda durar lo suficiente como para satisfacerme. Por ello, tengo la sensación de que todo se sustenta con una misma fragilidad.

Tener esa sensación constantemente persiguiéndome hace que muchas de las cosas que considero atractivas de la vida, se queden en nada (en ciertas ocasiones). No puedes decir, pues fulano de tal va a estar conmigo siempre, porque me ha demostrado que me quiere mucho, ya que tan pronto sueltas esas palabras, las futuras podrían hacer que fulano de tal se aleje con la misma rapidez. Esto es un mero ejemplo, ya que no tengo esa sensación sólo con eso, sino con todo, lo que me sume en una tristeza horrible. Lo bueno es efímero, lo malo, pese a que parezca etenerno, lo es igual; la gente, efimerísima, pues cada uno se rige por su propio pensamiento, unos más egoistas que otros; y piensas y ¿qué te queda?. Lo de siempre, tu mismo, que si cabe eres más efímero todavía.

A veces pensar me da miedo; hace que termine planteando las cosas con suma dificultad. Ojalá hubiera nacido necia, seguramente sería todo un camino de flores…

P.D. (Tenía que sacar tanta angustia por algún lado).

He encontrado una cosa curiosa que quería poner ya que hace un poco alusión a lo que digo. Se trata del famoso poema vikingo Hávamál (El discurso del altísimo) que dice:

Muere la fortuna,

Muere la familia,

Uno mismo también muere.

Pero sé algo,

Que siempre quedará,

La buena fama del difunto.

 

Dicen que las palabras se las lleva el viento; yo creo que a algunas más que a otras.

.Reina de Hielo.

h1

El corazón sin vida

junio 17, 2010

Suena un corazón estropeado,

Como un agitado sonajero,

A veces arranca un latido,

Pero ya no conmigo.

.Reina de hielo.

h1

Retroceso

junio 12, 2010

Posee una definición bastante simple: volver hacia atrás.

Se puede volver hacia atrás cuando algo que considerabas bueno, en el pasado, quieres recuperarlo. Pero, ¿por qué retroceder en la persona en algo que se entendía como malo o mal hecho? Esta reflexión me lleva a determinar una causa o varias por las cuales se retrocede para mal. Tal vez influidos por sentimientos negativos, derivados de acciones de individuos contradictorias o dolorosas para nuestra persona.

Aún así, parece ilógico, que una persona aparentemente con las ideas claras de principio a fin, pueda dejarse guiar por esos sentimientos negativos, incluso llegando a destruir partes buenas que poseía. Si me aferro a este silogismo tendría por tanto que llegar a una conclusión a partir de mi razonamiento deductivo.

La conclusión a la que llego es que el problema, del cual deriva este comportamiento absurdo, está en uno mismo. Lo que quiero decir es que la autoprotección de nuestra persona, nos lleva a crear una barrera de irracionalidad ante conflictos que en un pasado nos hicieron daño, para que en el caso de que vuelvan a suceder no nos pillen desprevenidos. Pero es justo ese el problema, el estar constantemente alerta de unas cosas y otras, “por si acaso”, lo que nos hace querer olvidar esa parte buena para colocar una mala como escudo protector.

No he querido poner nombre ni a la parte mala ni a la buena, porque en algunos casos creo que son necesarias en una persona. Pero para finalizar con esa pesadez, pienso que “no hay mal que por bien no venga”, o sea que lo lógico es intentar buscar un equilibrio personal, razonar las partes malas hasta suavizarlas, y lo mismo con las partes buenas, para que no le tomen a uno por tonto o iluso. Es elegir un tono morado entre el azul y el rojo.

La complegidad del ser humano no permite que haya ni mal ni bien, sólo lo que cada uno quiera ver de las acciones de los otros y de si mismo.

.Reina de Hielo.

h1

Amor por la Historia Medieval

mayo 25, 2010

Digamos, que allá por el siglo XII existió un sabio llamado San Bernardo, el más ortodoxo de los rectos, que definió las “haeresis” o heregías como:
“las vulpejas que depredan la viña del señor” (Ahí queda eso).
Véanse connotaciones del sistema feudal reinante.
Por el mero hecho de que ciertos iluminados, vislumbrasen el futuro de esta forma:
Aquí se expone el caso de un cisterciense, Joaquín de Fiore, que en su Introductio in Apocalipsim especuló sobre el devenir de la Historia, previendo el buen señor (con tintes religiosos, por supuesto), que una vez superadas las edades del Padre y el Hijo, se daría paso a una Edad del Espíritu.
A mi se me ocurre que hace muchos, muchos años (hablamos de siglos), no es que los individuos que podían acceder a la cultura fueran tontos, no no. Que muchos más años antes ya estaba el semi-dios Platón, si no que los que de verdad eran listos (cuatro) en vez de fomentar la capacidad de pensamiento individual, prefirieron desarrollar el borreguismo entre sus aprendices.
Y si a pesar de ello, salía una oveja negra descarriada, pues se la declaraba anantema y punto patata.

Así que hagan el favor, y piensen, piensen en cultivar sus tierras, dar de comer a su progenie y sobretodo mantenerla, piensen en el mañana, en contratos matrimoniales en los que irradie una suma cuantiosa de dineros e infinidad de extensiones de tierras, y a sus hijos más caprichosos, tráiganles sedas de oriente para vestirles con ropas pomposas, joyas con gemas desconocidas, alimentos de sabores peculiares… ¡¡Vivan por Dios y la Virgen María!!

Y ante todo olvídense de su persona, para morir como un buen cristiano y ya en la otra vida, si eso, desarrollan la conciencia.

¿Cuando llegará la Edad del Espíritu Universal?

Devenires mentales postestudiosmedievales…

"Las muy ricas horas del duque de Berri". Mes de agosto. Paseo a caballo y caza señorial con alcón. Al fondo campesinos recogiendo la espiga.

.Reina de Hielo.

h1

Ramas

marzo 4, 2010

¿Qué son las ramas? A simple vista, parece un enmarañado conjunto de extremidades de un árbol, pero si lo miras bien, no es caótico, al igual que las venas del cuerpo. Ese cuerpo robusto, perfectamente agarrado al suelo, del que se proyecta su esqueleto y sus venas. Este conjunto se cubre en primavera de unas tupidas hojas y jugosos frutos, que no dejan ver, lo fosco de su ser. Pero cuando llega el invierno, el calor se marcha progresivamente de la primavera al otoño, no siendo capaz de luchar con su poderosa fuerza, manifestada en vientos tumultuosos, fríos penetrantes, y aguas que se muestran con todas sus caras. Así pues, el árbol, desprotegido de su abrazo se mece a la tempestad, creando una corteza potente, que proteje su cuerpo desnudo. Mostrando un aspecto siniestro, de formas aparentemente caóticas, y colores oscuros, esperando a ser de nuevo protegido por el cariño cálido de un abrigo.

.Reina de Hielo.