Posts Tagged ‘cueva’

h1

Mierda, cueva, dragón y vaho

febrero 16, 2017

– Mierda, cueva, dragón y vaho. Acciones de mierda, galerías degradadas de una cueva, un dragón de un solo ojo y vaho luminoso. ¿Por qué? A partir del no deseado inicio, la vida comienza a erosionarse desde la ingenua infancia hasta la toma de contacto con uno mismo, a merced de acciones de mierda. Al llegar a esa encrucijada te encuentras en frente de infinidad de galerías degradadas de una, como siempre, atrayente, misteriosa y húmeda cueva. Cuando decides escurrirte por una de ellas, aparece un dragón de un solo ojo que ve a través de ti y que en vez de escupir fuego, al abrir sus fauces expulsa un vaho luminoso que invita al recogimiento.

– ¡Continúa!

– ¿Y si la mierda no reflejara sólo las acciones incorrectas? ¿Y si fuera algo inherente a la mera existencia y por lo tanto, extensible a cualquier aspecto de ella? ¿No sería preferible resguardarse por toda la eternidad en una cueva en la cual sabrás, sin ningún tipo de duda, al haber nacido fuera de ella, que cada pequeño rayo de luz que se proyecte en su interior es un artificio y proviene de fuera? Y una vez dentro, ¿no es mejor abrazar a un dragón de un solo ojo cuyas entrañas estarán siempre calientes y estables, que a las húmedas y mohosas paredes de las galerías degradadas por errores humanos? ¿No ves ya ese vaho luminoso que huele a vainilla e invade toda la estancia?

– ¡Alto! Yo no veo nada. No sé de qué me hablas y por qué me vienes hoy con semejante devenir verbal.

– Lo comprendo. Aunque vivas en mi cabeza hay zonas en las que jamás te has asomado. No pudo la curiosidad contigo o las ansias de vivir y verlo todo, sin un fin concreto o con el fin de que llegado el fin, este se haga menos amargo. Pero recuerda que tú eres mía, mente atolondrada, que por más que busques una dualidad para defenderte de mí misma, nunca hallarás la forma de hacerlo completamente. La mierda, aunque a veces sea interna, en muchas ocasiones es foránea y por lo tanto imprevisible. Las galerías degradadas de tu cavidad interna te buscarán durante el sueño para no darte tregua. El dragón de un solo ojo te observa aunque no lo comprendas. Y el vaho que refulge del calor humano, solo necesitas un frío cristal, tus dos manos cubriendo la boca, exhalar y mirar a través del  efecto creado, la plaga de luces artificiales que hay fuera de la caverna.

img_7231

.Reina de Hielo.

Anuncios